Todo lo que tenés que saber antes de salir de vacaciones con tus mascotas

La temporada de descanso llegó y muchas personas eligen compartir esos días junto a sus fieles amigos, sus perros y gatos. Infobae te cuenta cuáles son los requisitos obligatorios antes de salir por las rutas de Argentina, si la opción en viajar en auto, y cuáles para cruzar a los países vecinos. También cuáles son los trámites para abordar un avión junto a tu compañero de 4 patas en vuelos de cabotaje, regionales e internacionales.

Sea cuál fuera el medio de trasporte elegido es indispensable consultar primero por el veterinario para que revise a tu animal y certifique que está en condiciones de afrontar el viaje.

Requisitos médicos antes de salir de viaje

El veterinario Miguel Onofrio Longo dio a Infobae las especificaciones médicas para saber que nuestro animal está bien de salud y que podrá disfrutar de las vacaciones y sobre todo del traslado.

Control veterinaria previo: realizar un chequeo general antes de viajar. Colocales una pipeta para pulgas y realizale el control de alergias (esto se repite si vas con él a la playa).

Documentación del animal: certificados de vacunación, certificado de salud e indicaciones para los tratamientos y primeros auxilios. Si viajan al exterior consultar con el consulado o embajada del país y con la compañía aérea cuáles son los requisitos para el viaje.

Buscar un lugar seguro: visitar previamente el lugar donde pasaremos nuestras vacaciones. Hay que tratar de no variar mucho las condiciones de vida del animal.

Acostumbrarlo a viajar en auto: no esperes hasta último momento para subirlo al vehículo. Siempre es útil ver cómo viaja nuestro animal y consultar con nuestro veterinario qué medicación puede ayudarlo. La mejor manera para que viajen seguros es en transportadoras o con dispositivos que se abrochan al cinturón de seguridad. Tenemos que tener mucho cuidado con el golpe calor y nunca hay que dejarlos dentro del auto estacionado.

Si vas a la playa tratá de buscar las que permitan el ingreso con animales. Allí, evitá las horas de sol pleno (10 a 17). Nunca los dejes atados bajo la sombrilla o en la carpa porque pueden sufrir un golpe de calor. Llevá abundante agua potable para darle. Después del día de playa bañalo.

Kit sanitario: placa de identificación con tu número de teléfono, collar y correa, accesorios (cepillo, comedero y bebedero, juguetes, etc.), medicamentos, su alimento y bolsas de residuos para juntar la materia fecal.

Cuál es la documentación necesaria para viajar con animales en vuelos de cabotaje, regionales e internacionales

Cuando la opción sea volar con nuestro animal debemos considerar que, sea perro o gato, debe tener más de 45 días de vida. Debemos llevarlo a una consulta veterinaria para que el médico realice el chequeo y certifique que está bien para subir al avión.

En caso de que el vuelo sea de cabotaje tenés que presentar solamente los certificados que el médico extenderá tras esa consulta. Esto es: el certificado veterinario de buena salud y antirrábico (debe tener 10 días de antigüedad a la fecha del vuelo, no más) y los certificados de vacunación correspondientes. Además, el animal deberá estar desparasitado interna y externamente. Estos certificados deben ser presentados ante la compañía aérea antes de abordar el vuelo.

Para vuelos regionales e internacionales a la documentación anterior debes tener en cuenta que rigen medidas restrictivas para el transporte de animales hacia el exterior, lo que depende del país de destino. Para saberlo es importante consultar esos requisitos en el Consulado o Embajada del país al cual viaja.

Si el viaje es a Brasil, por ejemplo, al llegar con tu animal te pedirán el certificado sanitario expedido por el “Lazareto” (extendido por Senasa). Esto es: el certificado de buena salud del animal, expedido por veterinario y el certificado original de vacuna antirrábica y una fotocopia. Además, el DNI de la persona que trasladará el animal.

El certificado sanitario tiene validez solamente por diez días y no necesita ser legalizado en el Consulado del Brasil. Debe tener ser sellado en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de Argentina.

Si el destino es Uruguay es necesario obtener un certificado ante el organismo oficial correspondiente del país (Ministerio de Ganadería y/o Agricultura, etc). Allí debe constar que el animal está libre de enfermedades transmisibles, que no presenta signos clínicos de ninguna enfermedad propia de su especie, que está vacunado contra la rabia (si tiene más de 3 meses de edad). Además, la vacuna contra la rabia deberá ser efectuada por lo menos 30 días antes de la fecha del traslado, o como máximo un año antes de esa fecha.

En el certificado deberá constar la identificación de la persona que llega con el animal y del animal. El certificado debe estar firmado por un funcionario. Los Consulados de la República no intervienen en el trámite.

Según la resolución del Senasa (N° 1354/94) los animales podrán ser despachados como equipaje al exterior únicamente desde Ezeiza al momento que los pasajeros presenten el Permiso de Embarque de Animales Vivos que deberá ser entregado por la Oficina del Senasa en ese aeropuerto, previo al embarque. Sin ese permiso, el pasajero no podrá despachar a su animal.

“El pasajero deberá acudir a los mostradores del Senasa en el aeropuerto de partida cuatro horas previas al embarque —informa Aerolíneas Argentinas— a fin de que un inspector de esa institución realice la constatación física, documental y de lectura del microchip (si correspondiera) del animal”.

El trámite requiere que el pasajero presente: el Certificado Veterinario Internacional o Certificado Zoosanitario de Exportación, original y fotocopia que será otorgado por Lazareto Cuarentenario (Av. Brasil y Av. Balbin); toda la documentación sanitaria específica, vacunas, etc., exigidas por el país de destino, original y fotocopia. Junto a esos papeles debe estar el animal.

Una vez realizada la inspección, el personal del Senasa otorgará un Permiso de Embarque, por triplicado, que habilita al pasajero a realizar el check-in con su animal.

Cuál es el costo para llevar a nuestro animal en avión: vuelos de cabotaje, regionales e internacionales

El servicio es arancelado y las tarifas que se aplican son por tramo y su valor depende del destino del viaje. En caso de que el animal viaje en la cabina, el peso máximo permitido para transportar (por animal con transportadora incluida) será de 9 kilos, señala Aerolíneas Argentinas.

Los animales deberán ser trasladados en un contenedor (jaula) adecuado, que será ubicado debajo del asiento delantero del pasajeros. Podrá viajar un animal (perro o gato) por persona. Los perros lazarillos pueden viajar a los pies de la persona que acompañan.

La tarifa para vuelos de cabotaje dentro de la cabina depende del destino y del tramo, y oscilan entre $ 1.290 y $ 2.390. En tanto para todos vuelos internacionales el costo es de USD 240 + impuestos (si correspondiese). Para viajar a Chile y Brasil, por ejemplo, no hay carga de impuestos.

En el caso de que el animal deba viajar en la bodega se abonará el cargo de exceso correspondiente según su peso. Para vuelos de cabotaje las tarifas son: hasta 23 kg, $650; de 23 hasta 32 kg, $ 1000; más de 32 kg, $ 2000.

En caso de que vuelo sea regional la tarifa a Uruguay y Brasil hasta 23 kg es de USD 60; de 23 hasta 32 kg, USD 120 y más de 32 kg, USD 240. En caso de volar a Bolivia, Paraguay, Chile, Perú, Colombia y Venezuela hasta los 23 kg del animal la tarifa es de USD 80; de 23 hasta 32 kg, USD 160 y más de 32 kg, USD 320.

En caso de vuelos a Europa, Caribe y EEUU con animales en bodega de hasta 23 kg el costo es de USD/EUR 200; de 23 hasta 32 kg de USD/EUR 300 y más de 32 kg, USD/ EUR 400.

Cómo acondicionar el contenedor donde viajará nuestro animal

La transportadora debe estar acondicionada para que el animal viaje cómodo. Si viaja en cabina debe tener un fondo impermeable que sea resistente, que le permita estar bien ventilado, tener seguridad y comodidad de acuerdo a su talla. Esto significa que pueda girarse y tumbarse adentro.

En caso de que viaje en un bolso transportador, ésta debe medir 48 cm de largo, 30 cm de ancho y 20 cm de alto. Si es rígido, 48 cm de largo, 30 cm de ancho y 17 cm de alto.

El transporte que se lleva en la bodega deberá ser resistente, seguro y cómodo para la talla del animal, eso es que ahí adentro pueda moverse y darse vuelta sin problema. Debe estar bien ventilado y poseer un cierre que garantice de que no se abrirá durante el vuelo. De no tenerlo deberá llevar un precinto metálico de seguridad.

Cuáles son los requisitos del Senasa para viajar tanto al interior del país como al exterior

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recuerda a quienes viajen al exterior con animales sea por vía acuática, aérea o terrestre deben presentar a las autoridades sanitarias de destino el certificado veterinario internacional que acredite su sanidad. Éste es expedido por esta entidad y es un requisito indispensable para que las autoridades del país de destino autoricen el ingreso del animal.

Si viajas en auto en el interior de Argentina tenés que tener en cuenta las leyes provinciales. Todas dicen que los animales no deben viajar en el asiento de adelante: “Deberán ser transportados en el asiento trasero y atados con correas de modo que no puedan saltar al asiento delantero”, establece el articulo 64, inciso 4, de la ley 13.637 de la provincia de Buenos Aires.

Por su parte la Ley Provincial de Tránsito de Córdoba N° 8560 aclara el traslado de cualquier animal dentro de un auto debe evitar que tenga acceso al habitáculo del conductor, tampoco puede ir suelto para no salir despedido en caso de choque.

En Argentina podés conseguir cinturones de seguridad especiales para perros que van enganchados al sistema original del cinturón de seguridad del vehículo o bien a los bulones de fijación en los asientos. “Estos elementos nos permiten circular cumpliendo los requisitos de la ley a la hora de viajar con mascotas en auto”, aseguran desde el Senasa.

Todo lo que tenés que tener en cuenta si vas a viajar con tu animal en auto

Además de los certificados veterinarios, explicados más arriba, es indispensable asegurar el viaje del animal en el interior del coche para que viaje cómodo y para que no distraiga al conductor, ocasionando posibles siniestros viales.

Para asegurar su viaje podés llevar a tu animal en distintos dispositivos: el transportadora tipo bolso de mano (para animales pequeños o medianos) que debés fijarlo al coche con el cinturón de seguridad. La jaula a medida es ideal para transportar perros grandes.

La correa de cinturón se fija al enganche del cinturón de seguridad e implica ponerle un arnés de seguridad al perro. Este es un método seguro para que viaje sentado en el asiento y sin peligro. Redes y barras divisorias: separan los asientos delanteros o zona de pasajeros. Los gatos siempre deben viajar en transportadoras.

Además de tomar los recaudos de los dispositivos para el traslado tené en cuenta que se sienta cómodo dentro del vehículo podés llevar alguno de sus juguetes u objetos personales.

No olvides llevarle agua, comida, y sus medicinas, en caso de que tenga algún tratamiento. Nunca dejés a tu animal encerrado en el coche. Lo ideal es parar y descansar cada dos horas ya que los animales también lo necesitan. Al momento de hacerlo dejá que salga, coma, beba agua, haga sus necesidades y descanse. En especial en esta temporada para evitar los golpes de calor.

¡No dejés que saque la cabeza por la ventana! Puede parecerte bueno y divertido, pero puede ser peligroso para el animal y para quienes estén dentro del coche.

Muchos perros suelen sufrir ansiedad, fatiga, e incluso nerviosismo; si ves que está babeando pará donde puedas y dejá que descanse así bebe y toma aire. Cuando lleguen a destino, dejá que descanse, se familiarice con el lugar y sobre todo que beba abundante agua antes de comer.

Los gatos: debido a la diferencia de carácter con el perro, a lo poco o nada acostumbrados a pasear con correa y al tiempo que les lleva adoptarse a nuevos lugares se aconseja dejarlos en casa y que alguien los cuide allí, en su espacio y con sus cosas.

Finalmente, el veterinario Onofrio Longo destaca lo más importante: ¡No lo abandones, él nunca lo haría! “En los lugares de veraneo aumenta el número de animales abandonados ya que muchas veces el animalito que compraron para las fiestas pasa a ser un gran problema, que lamentablemente tiene un solo perjudicado: ¡el pobre animal!”.

Fuente: Infobae