Bull Mastiff

Historia

El Bullmastiff es una casta que se originó en Inglaterra cerca del 1800. Los progenitores de esta raza eran aproximadamente 60% Mastín y 40% Buldog inglés Viejo. Ellos fueron llamados originalmente ” Perros de la Noche del Guardabosque.”

Los colores admitidos hoy son: el Cervato, Rojo, el Rojo-Cervato, y claro, brindle.

Características

Es un perro de tamaño grande pero no excesivo, bien construido y potente. La cabeza es amplia, con cráneo cuadrado y hocico corto. Mandíbula ancha. El tronco es muy sólido con extremidades fuertes y musculosas. El color puede ser leonado o atigrado, con una máscara negra que se extiende un poco por encima de los ojos. Con excepción de una pequeña estrella en el pecho, las manchas blancas no se admiten. Tanto la cola como las orejas no se cortan.

Carácter

El Bullmastiff es una raza creada para el servicio y la protección del hombre. Es un perro de guardia por excelencia y está conceptuado como número uno para tal fin.Es un animal amable, suave y cariñoso. Es muy equilibrado, seguro, confiable y estable emocionalmente. Muy delicado y cuidadoso con los niños, por los cuales tiene un especial apego y tolerancia extrema. Casi no ladra. Mantiene una guarda silenciosa.
El Bullmastiff no debe ser adiestrado para ataque, no es necesario. Ellos por instinto responden bien ante una situación de peligro. No es un perro agresivo por naturaleza, por lo tanto no hay que incentivarlo para el ataque. Son muy tranquilos y parece que jamás fueran a reaccionar (guardia pasiva), sólo lo hacen cuando hay una situación de riesgo para la familia.

Utilidad

Esta raza disfruta ahora el lujo de ser un animal doméstico familiar. Ellos requieren un ejercicio para mantener la estructura de sus músculos y una buena salud. Son fáciles de entrenar en obediencia, búsqueda y rescate. Son proteccionista de su familia y propiedad y es excelente con los niños.