Chihuahuas

Es el más pequeño de todos los perros y existe en dos variedades: pelo largo y pelo corto. Particularmente afectuoso con sus propietarios, acepta muy mal la presencia de extraños. A pesar de la estructura aparentemente pequeña y grácil es un perro relativamente robusto.

Historia

Sus orígenes son muy antiguos, su nombre proviene de la ciudad homónima mexicana. Ha sido durante siglos el perro preferido de las princesas aztecas.
Desciende en línea directa del perro Techichi, del que se cuentan muchas leyendas y que luego desapareció con la llegada de los conquistadores españoles.

Estructura

Su peso ideal varía entre 1,3 a 1,8 kg.. Es armonioso en su constitución y de movimientos rápidos, con un andar muy característico. Muy singular es la cabeza que debe ser redonda, tener el stop acentuado. Las orejas relativamente grandes y muy separadas entre sí y llevadas bien erguidas. Los ojos deben ser brillantes y no excesivamente prominentes. El tronco es más largo que la altura a la cruz y la cola no es demasiado larga. La línea dorsal debe presentarse a nivel. Son admitidos todos los colores.

Carácter

Una característica interesante de la raza es que suelen ser buenos guardianes ya que habitualmente ladran con seguridad ante la presencia de extraños. A pesar de su pequeño tamaño son perros vigorosos, muy activos y curiosos. Si se desarrollan en un contexto adecuado los chihuahuas suelen ser muy afectuosos aunque, sobretodo los machos, con una escasa respuesta al entrenamiento de obediencia.
Si bien presentan un alto nivel de actividad no son perros muy juguetones ni muy tolerantes con los niños , motivo por el cual son más recomendables para personas mayores o adultos sin chicos.
Si bien suelen ser perros bastantes ladradores, la educación temprana junto a un dueño calmo pueden contrarrestar esta característica, lo cual junto a su bajo nivel de destructividad y su pequeño tamaño lo tornan un perro adecuado para vivir en departamento.