Dogo Argentino

Historia de la raza

El creador de esta raza fue un médico argentino de Córdoba, el Dr. Antonio Nores Martínez, que junto a su hermano Agustín querían tener un perro adecuado para la caza del puma. Adquirieron en Europa los mejores perros de diferentes razas como Bull Terrier, Bulldog, Mastín de los Pirineos, Gran Danés Arlequín, Dogo de Burdeos, Pointer, Boxer, Galgo Irlandés y diferentes perros de pelea.

Características de la raza

Con la capa completamente blanca, para no confundirlo con la presa que va a abatir, el Dogo Argentino se diferencia de los otros perros también por su comportamiento: ladra raramente, como para no hacer notar su presencia pero, cuando ataca, da realmente miedo. No podría ser de otra manera considerando las razas que intervinieron en su creación y de las cuales se ha querido transmitirle precisamente las características que lo hacen tan feroz.

Cuidados

Son perros con pocas necesidades, que se adaptan a todos los ambientes y climas. Requiere mucho ejercicio y sobretodo a campo abierto. Necesita una educación constante.

Carácter

Es un perro de gran resistencia y seguridad en si mismo. Su umbral al dolor es alto, por eso se usa en caza mayor. Es tranquilo y muy poco ladrador, pero alerta ante la presencia de intrusos. Los machos son mucho más dominantes que las hembras, por eso no son recomendables para personas que no sepan ejercer el liderazgo. Baja afectuosidad con la familia. Mediana respuesta al entrenamiento de obediencia. Escasa destructibilidad y bajo comportamiento de juego en la adultez.

Utilidad

En sus orígenes fue un perro de caza mayor. En la cualidad es usado como perro de compañía, lazarillo, de rescate y de policía. Esto es gracias a su inteligencia y poder de adaptación a las distintas funciones