Galgo

Historia

Los galgos descienden de los lebreles tan populares del Antiguo Egipto; a posterior fueron llevados a Inglaterra donde se relacionaron con el Greyhound, con el cual tiene varias características en común. Optimo cazador de liebres y conejos salvajes, está dotado de una gran velocidad y caza generalmente en grupo. Se mueve con gran destreza incluso en terrenos bastante accidentados demostrando una gran agilidad. Desde entonces está muy difundido sobre todo, en el mundo de las carreras y competiciones, ya sea en lo canódromos, como en los campeonatos de caza que se desarrollan en pleno campo y que atraen a un numeroso público de espectadores y de apostadores.

Características

Es un perro de tamaño bastante grande, dotado de gran potencia y velocidad, con musculatura bien desarrollada y evidente, a flor de piel. Alzada a la cruz: machos de 65 a 70 cm, hembras de 62 a 67 cm. Peso: machos de 25 a 30 kg, hembras de 20 a 25 kg. De construcción relativamente alargada, con dorso bastante plano y la parte superior más alta que la cruz. La cabeza es larga y estrecha con las orejas plegadas en forma de rosa y los ojos siempre muy oscuros y brillantes. El pelo es corto y lustroso y su color puede variar del leonado al negro, del atigrado al blanco con manchas, siempre acompañado, en los tonos claros y uniformes, por una máscara negra, no muy extendida.

Cuidados

Son infatigables en el ejercicio; necesitan de grandes espacios para vivir. A los ejemplares que se tienen en un ambiente relativamente estrecho, es preciso cortarles las uñas periódicamente. En cuanto a la reproducción debe saberse que las hembras son sumamente prolíficas, dando camadas muy numerosas.

Utilidad

En nuestro medio es una raza muy difundida entre los cazadores de liebres y los que practican las carreras en canódromos. De carácter bastante desconfiado con las personas que no conoce y, por el contrario, muy afectuoso y dócil con su amo se muestra extremadamente cariñoso con los niños con los que gusta mucho jugar.