Kuvasz

Historia de la raza

Una hipótesis de su origen lo sitúa en Hungría alrededor del siglo XIII, llevado por pastores nómadas de origen turco que se refugiaron en las llanuras de este país, Sus orígenes se unen por lo tanto, al de los perros orientales, descendientes del Mastín Tibetano, que contribuyeron a la creación de muchas razas de pastor de capa blanca. Su momento de mayor esplendor lo tuvo en 1300 en la corte del rey Matías, que fue un apasionado criador y, solía decir, que se sentía más seguro entre sus perros que entre sus hombres. Siempre ha sido empleado como perro de pastor para cuidar los rebaños y manadas, aún numerosos en Hungría.

Características de la raza

Es un perro robusto y noble. Alzada a la cruz: machos de 71 a 75 cm, hembras de 66 a 70 cm. Peso: machos de 40 a 52 kg, hembras de 30 a 42 kg.
La cabeza, considerada como la parte más bella e interesante de su cuerpo, no debe ser ni demasiado pesada ni excesivamente liviana. Los ojos, hocico, bordes palpebrales y comisura labial, deben ser negros y perfectamente pigmentados. El tronco es sólido con extremidades fuertes, la cola es de inserción baja llevando el perro casi horizontalmente la parte terminal. El andar es desenvuelto con paso largo. Pelo ondulado y medianamente largo (de 4 a 14 cm) sobre el tronco, sobre las extremidades y en la cola, más corto en la cabeza, en las orejas y en los pies. La capa es blanca, aunque también se admite un color levemente marfil.

Cuidados

El Kuvasz requiere un cepillado periódico, sobretodo al finalizar el invierno. Es un perro pastor, precisa ejercicio al aire libre.

Carácter

La traducción literal del nombre de esta raza es “guardián seguro”, por sus cualidades naturales que posee de pastor. Dotado de gran fuerza y resistencia, vive muy bien al aire libre cuidando con seguridad la casa y territorio,demostrando un carácter firme y decidido junto a una gran sumisión.