Weimaraner

Historia de la raza

El braco de Weimar pertenece a una antigua raza de bracos, nacidas del braco alemán y muy probablemente del schweisshund, bastardo del bloodhound.
Creado hacia mediados del siglo XVII, esta raza fue propiedad exclusiva de los duques de Sajonia-Weimar hasta fines del siglo XIX.
Totalmente desconocido fuera de su ducado de origen , el braco de Weimar no comenzó a extenderse por el resto de Alemania hasta fines de 1920.

Caracterísricas de la raza

Altura: macho entre 59 y 70 cm. Hembras: de 57 a 65 cm.
Cabeza: Delgada en proporción con la altura. Nariz: color carne oscura , grisácea en la parte superior. Dorso del hocico rectilíneo, a veces levemente convexo, nunca cóncavo. Músculos maxilares claramente visibles. Ojos: color ámbar. Orejas: Anchas y más bien largas, con puntas redondeadas e inserción alta y estrecha. Cola : cortada media larga. Extremidades: musculosas y largas. Ausencia de espolones. Manto: Pelo corto, delgado y duro. Color: gris plateado, gris ciervo, gris ratón o los intermedios entre estos. Se admiten pequeñas manchas blancas en pecho o sobre los dedos.
Hay una variedad de pelo largo que ciertos clubes de la raza la aceptan.

Cuidados

Al ser de pelo corto y rústico el cuidado es muy sencillo. Basta cepillarlos con cierta frecuencia. Requieren realizar ejercicios.

Carácter

Es un perro simpático, ansioso de trabajar y rebosante de energía. .También suele ser vigilante y protector. Son fáciles de adiestrar, pero necesita un dueño seguro de sí mismo ya que suelen ser algo dominantes. Son sociables con otros animales y antipáticos con los extraños.
Para la caza presentan los mismos atributos de las razas creadas para cumplir esta función; pero a diferencia del pointer y el setter son más lentos y menos activos.

Utilidad

En su origen fue exclusivamente para la caza . Pero en la actualidad es buen perro de compañía y tiene actitudes de guarda.