Parasitosis Externas

Infestaciones por pulgas

Dentro de los parásitos externos que pueden afectar al gato  nos encontramos con las pulgas (Ctenocephalides spp) , estos insectos cuya alimentación es a base de sangre (hematófagos) atacan tanto a los perros como a los gatos.  La sintomatología  incluye prurito de variada intensidad, lesiones por rascado, máculas rojas en la zona de picadura. Hay que recordar también que las pulgas actúan como vectores de la tenia dipilidium caninum.
El tratamiento debe hacerse a base de productos comerciales indicados para gatos (talcos, pipetas), ya que la utilización de aquellos formulados para caninos pueden provocar intoxicaciones en los felinos. Es muy importante tambien realizar un control ambiental ya que la pulga deposita sus huevos en cuchas, grietas, rendijas del suelo, alfombras.

Acaros Auriculares  (Sarna Otodectica)

Existen ácaros (Otodectes cynotes) que colonizan el conducto auditivo, alimentandose  de residuos de epitelio y cerumen  provocando una grave irritación, con abundante cerumen, presencia de escamas y costras color marron rojizo, también se puede observar movimientos insistentes de la cabeza y rascado, el cual si es muy intenso puede llegar a provocar otohematomas. Esta patología se suele complicar con infecciones bacterianas asociadas. 
El tratamiento siempre lo debe realizar el Médico veterinario, el cual indicará la medicación adecuada para el caso, previa realización de un cuidadoso lavado del canal auditivo con soluciones antisépticas.

Sarna Notoedrica

Esta es una sarna específica del gato y esta producida por el ácaro Notoedres cati , cuyas lesiones son muy semejantes a la sarna que afecta a los perros ya que la acción de los ácaros es semejante, las hembras cavan galerias en donde depositan sus huevos, provocando esto un prurito muy intenso.
El tratamiento en los gatos debe ser indicado por el Médico veterinario, ya que debe realizarse  con mucha precaución debido a la alta sensibilidad de los felinos a los productos acaricidas, pudiéndoles provocar intoxicaciones muy graves si no se procede adecuadamente.