Parasitas Internos

Los parásitos gastrointestinales son muy frecuentes en los animales de compañía, pudiendo llegar a producir problemas muy serios no solo en las mascotas sino también en el ser humano. Dentro de los parásitos intestinales se pueden encontrar los NEMATODES ( parásitos o gusanos redondos) y CESTODES (parásitos planos o tenias). Mayormente las infestaciones suelen ser asintomáticas en los animales adultos o bien se pueden presentar cuadros diarreicos, pérdida de peso, deterioro del estado general, pelo hirsuto y sin brillo, siendo estos cuadros mucho mas intensos en los cachorros pudiéndolos llevar a la muerte. Las parasitosis mas comunes producidas por parásitos redondos son:

Ascaridiosis:

Producida por parásitos del género Toxocara . Los animales se pueden infestar mediante la ingestión de huevos o en el caso de los cachorros vía transplacentaria o transmamaria. Los síntomas mas frecuentes en los cachorros son: distensión abdominal, debilidad, retraso del crecimiento, pelo hirsuto, diarreas y en algunos casos en donde la carga parasitaria es muy alta se pueden producir obstrucciones intestinales. La enfermedad en el ser humano se denomina Larva migrans visceral.

Ancilostomiasis:

Producida por parásitos del género Ancylostoma. Los animales se infestan por ingestión de huevos, vía transplacentaria o intramamaria. Los síntomas mas frecuentes son la presencia de heces con sangre como asi también anemia en los cachorros debido a que estos parásitos se alimentan succionando grandes cantidades de sangre y provocando asi daños en las paredes intestinales. En los animales adultos esta puede aparecer de forma asintomática. La enfermedad en el ser humano se denomina Larva migrans cutánea.

Parasitosis por tenias (Parásitos planos):

Dentro de las teniasis, la mas común del gato es la producida por la tenia del género Dipilidium, la cual puede llegar a medir unos 20 cm y está formada por proglótides del tamaño de granos de arroz, los animales se enferman generalmente al ingerir proglótides eliminados por las heces o bien por la ingestión accidental de pulgas al rascarse con la boca. Las pulgas son hospedadores intermediarios de la tenia, por lo tanto es necesario mantener a los gatos libres de estos ectoparásitos. Las tenias raramente producen sintomatología clinica. En todos los casos el diagnóstico se realiza mediante análisis de materia fecal, en donde se pueden observar las huevos de los mismos, en algunos casos muy severos en donde hay una muy alta carga parasitaria se pueden ver parásitos en la materia fecal o proglótides de tenias en la zona perineal. El tratamiento de las parasitosis lo debe determinar el Médico Veterinario de acuerdo a los resultados de los análisis coproparasitológicos, como asi tambien la regularidad en las desparasitaciones como medida profiláctica, muy importantes no solo para mantener la salud de los habitantes de la casa, sino de la población en general debido a que muchas veces los gatos realizan sus deposiciones fuera del ámbito hogareño.