Control de la paratuberculosis: ¿Quién?, ¿por qué? y ¿cómo avanzar?

La revista BMC Veterinary Research publicó un compilado con información estratégica sobre una enfermedad que produce altos costos económicos, afecta el bienestar de los animales y suscita problemas de salud pública.

 

Bajo el título “Control de la paratuberculosis: ¿quién?, ¿por qué y cómo? Una revisión de 48 países”, la BMC Veterinary Research (www.bmcvetres.biomedcentral.com) publicó a mediados de junio los resultados de una encuesta realizada entre referentes de 48 países sobre una enfermedad crónica que afecta al ganado rumiante en todo el mundo.
Los objetivos del estudio fueron evaluar la existencia y la naturaleza de los programas de control para la paratuberculosis para el período 2012 – 2018 en los países en los que existe información confiable.
Otra de las metas fue evaluar los fundamentos de los programas de control, los resultados de las estrategias actuales y pasadas ​​y hacer recomendaciones para el futuro.
Vale decir que los colaboradores en diferentes países se identificaron mediante el muestreo de referencia de la cadena que comenzó en noviembre de 2017 con una invitación a los miembros de la junta directiva de la Asociación Internacional para la Paratuberculosis (www.paratuberculosis.net).
Se obtuvieron datos de 48 países: Argentina, Australia, Austria, Bangladesh, Bélgica, Bután, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, República Checa, Dinamarca, Ecuador, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Islandia, India, Irán, Israel, Italia, Japón, Corea del Sur, Lesotho, México, Nepal, Países Bajos, Nueva Zelanda, Nigeria, Noruega, Panamá, Polonia, Irlanda, Eslovenia, Sudáfrica, España, Suazilandia, Suecia, Suiza, Tailandia, Reino Unido, Estados Unidos de América, Uruguay, Venezuela, Zambia y Zimbabue.

Recomendaciones estratégicas

“La paratuberculosis es una enfermedad común con salud animal directa, indirecta, bienestar animal e impactos económicos. También puede afectar la salud pública. No hay duda de que se extenderá y aumentará en prevalencia e incidencia si no se controla”, asegura el documento.
Y avanza: “El control parece ser importante, pero existen impedimentos: la falta de un código internacional, los enfoques inconsistentes de las evaluaciones de salud pública entre los países, la falta de datos sobre la prevalencia real y los plazos prolongados requeridos. para medidas de control”.

Conclusión

La paratuberculosis es una enfermedad que continuará propagándose si no se controla. Muchos países tienen una prevalencia y distribución desconocidas, que solo puede resolverse mediante la vigilancia.
Los programas de control formal estaban en marcha en 22 países en su mayoría desarrollados, y se justificaban más comúnmente por motivos de salud animal, protegiendo el acceso al mercado y la salud pública.
Sin embargo, la articulación de un objetivo de salud pública fue variable entre los países. El objetivo más común fue la reducción de la prevalencia, pero varios países tenían un programa de erradicación nacional o regional luego de un control exitoso. Si bien el control era voluntario en el 60% de los países, los programas a menudo se apoyaban en incentivos y / o sanciones por no participar.
El financiamiento gubernamental es esencial para la sostenibilidad: la disponibilidad de fondos para actividades de control a largo plazo fue problemática.
Sin embargo, cuando se evaluaron en función de sus objetivos, se informó que los programas de control tuvieron éxito en el 73% de los 22 países. Finalmente, el documento asegura que para mejorar el control de la paratuberculosis a nivel mundial se requerirá un código internacional acordado, que describa los principios y métodos de control.

01/08/2019

Fuente: PeriódicoMotivar