Neumonía Bacteriana Porcina (Pasteurelosis)

Información técnica.

 

Descripción

Son muy pocas las especies de animales domésticos y silvestres, incluyendo a mamíferos y aves, que escapan a la infección de bacterias del género Pasteurella, infecciones a las que se han dado en llamar Pasteurelosis. Con variantes que le son propias, las Pasteurelosis provocan estados patológicos de importancia en bovinos, porcinos, aves y conejos, en especial.

Es una enfermedad bacteriana que se caracteriza por bronconeumonía y evoluciona ocasionalmente, con pericarditis y pleuritis, afectando generalmente a cerdos mayores de un año.

Síntomas

Signos clínicos de fiebre, disnea y cianosis sin compromiso entérico, sugieren una condición de neumonía. Esta infección bacteriana puede ser subclínica o asociada con neumonía y septicemia de diferente intensidad, que producen muertes de los animales y una menor tasa de crecimiento.

Las neumonías asociadas a P. multocida son usualmente consideradas como secundarias a la neumonía enzóotica por Micoplasmas, Haemophilus pleuropneumoniae o H. parasuis o infecciones virales.

En la forma aguda: los cerdos muestran disnea y respiración abdominal dificultosa, tos, descargas nasales no muy abundantes, fiebre de 40 – 41.1 °C, se puede observar respiración bucal, cianosis de las extremidades y los ruidos pulmonares son, por lo general, fuertes.

La forma crónica o Pasteurelosis subaguda: la neumonía es menos severa, pero persisten la tos y la fiebre.

Necropsia: Los hallazgos post – mortem: frecuentemente el cadáver está congestionado y existe presencia de espuma en la tráquea. El edema que se observa al corte del tejido pulmonar es evidente. Se observa una neumonía exudativa; áreas atelectásicas son observadas en los lóbulos pulmonares anteriores y, en casos graves, también en los lóbulos diafrágmaticos. Por lo general, se observa una pleuresía fibrinosa.

Diagnóstico

Por su similitud clínica a la Peste Porcina Clásica (PPC), Erisipela, Salmonelosis y Disentería porcina, se requiere el diagnóstico diferencial. Con el “objeto de tomar las medidas de protección que correspondan, siempre se deberá considerar a nivel de campo que la sospecha es de PPC”. Para el diagnóstico de laboratorio, se deberán aislar la P.multocida, que forma colonias de 3-5 mm de diámetro en agar – sangre. A la vez, que puede provocar eritema en pruebas realizadas en la piel de cuyes; es letal para los ratones y puede ser detectada en cultivos celulares de fibroblastos de pulmón bovino y células VERO. Frotis de la superficie de corte de los pulmones afectados o de sangre cardiaca en tinción Leishman, muestran masas de cocobacilos con una coloración bipolar.

Agente causal

Pasteurella multocida es un cocobacilo Gram. negativo. Sus factores de virulencia se asocian a una endotoxina y a la cápsula citotóxica. Es muy poco resistente al calor.
La bacteria en forma de bacilo pequeño (0,25 a 1,25 micras).

En el género Pasteurella existen dos especies muy patógenas: P. multocida, que incluye a casi todos los mamíferos y aves, domésticos y silvestres; y P. haemolytica, especialmente para los bovinos. Las bacterias de éste género poseen toxinas y antígenos capsulares y somáticos, que son de valor para la identificación y tipificación.

Tratamiento

Los animales afectados pueden ser tratados en forma individual con diversos antibióticos; y con posterioridad los grupos de cerdos del mismo espacio aéreo deben ser medicados a través del agua con derivados solubles de los productos. Este tratamiento debe ser lo más rápido posible a fin de reducir la contaminación del medio ambiente.

Fuente: AACPorcinos